Información sobre Menorca

Menorca es la isla de la arqueología por excelencia y la más oriental y septentrional de las Islas Baleares (España).  El paso de la historia concede a Menorca peculiares características que la diferencian del resto del archipiélago balear. Los numerosos vestigios y monumentos se encuentran por doquier y son testimonio de los intensos episodios que ha vivido esta pequeña isla. Desde su época prehistórica hasta la más actual, podemos ver una mezcla de culturas las cuales hacen enriquecen a Menorca en su totalidad. La mezcla de estas diferentes culturas que llegaron hasta sus costas dejó una rica herencia patrimonial y cultural, que será uno de los alicientes de los que el visitante podrá disfrutar.

Como información sobre Menorca podemos decir que la capital de la isla desde 1714 es Mahón, situada en la costa este de la isla. Anteriormente la capital de Menorca fue Ciutadella pero fue bajo la ocupación inglesa donde el gobernador británico Richard Kane decidió trasladar trasladar los tribunales reales y la sede del gobierno de Ciutadella a Mahón.

Desde la época musulmana (siglos XXIII), Ciutadella fue el único núcleo urbano de la isla de Menorca y por ello se constituyeron las sedes de los principales órganos de gobierno. La conquista cristiana a Menorca llegó en 1287 manteniendo a Ciutadella como su capitalidad. Mientras tanto Mahón iba creciendo a orillas de su puerta, desarrollando una ciudad que con los años, cobraría mucha importancia. A partir del siglo XVI, debido a la importancia Militar y al sector comercial en su puerto, Mahón fue experimentado una evolución más intensa, llegando a obtener una población similar a su vecina Ciutadella. Fue en el siglo XVIII, durante ocupación británica, donde Mahón cogió impulso a nivell de desarrollo y se eligió Mahón como capital y Ciutadella como sede del obispado de Menorca.

Tranquila y bella

El incomparable paisaje de Menorca y su excepcional cuidado obtuvo un importante y merecido reconocimiento. En 1993, la isla pasó a formar parte de la red mundial de Reservas de la Biosfera, por parte de la UNESCO,  lo que le convierte en un territorio modelo de desarrollo sostenible. Su riqueza natural, bañada por el Mediterráneo, es uno de sus mayores atractivos para el visitante, que podrá disfrutar de unos parajes envidiables y de gran belleza, donde apenas se puede preciar la huella del ser humano.

El parque natural de s’Albufera des Grau es una de los espacios naturales más relevantes de la isla. Este parque situado en la zona noreste de Menorca se compone de una laguna de unos 2km de largo, siendo una de las zonas húmedas más destacada de todas las baleares. Desde Menorca Explorer recomendamos este punto como imprescindible  para todos aquellos que visitan Menorca. La mejor forma de visitarla es visitar el punto de información turística donde nos informarán sobre el parque y las actividades que se pueden realizar en él, como el senderismo o la observación de aves, siendo la mejor zona para contemplar estos animales durante todo el año. En invierno suele ser la época donde más especies diferentes se concentran en esta zona ya que se convierte en el lugar perfecto de invernación para muchas aves procedentes del norte de Europa.