La noche más joven

Como ya hemos anunciado, la vida nocturna se concentra principalmente en los puertos de Maó y Ciutadella. Bares de copas, cuevas naturales remodeladas y pubs de diseño son concurridos por menorquines y turistas durante toda la temporada estival. En algunos incluso se programa música en directo.

Existen también gran variedad de bares y pequeñas discotecas en las distintas urbanizaciones que conforman la isla.

Por otro lado, no olvidemos que durante el verano prácticamente cada fin de semana se celebran las conocidas fiestas populares. En ellas, además de caballos, jaleo, multitud de asistentes y pomada, se reúnen numerosos chiringuitos donde cenar y escuchar buena música, además de tiendas ambulantes de ropa y complementos, y una feria con atracciones para los más pequeños. Todos ellos abiertos hasta las primeras horas de la madrugada.