Menorca, bella por su singularidad

Buenos ejemplos arquitectónicos de Menorca son la Catedral de Ciutadella, la Iglesia de Santa María ubicada junto al Ayuntamiento de Mahón, el Palacio de Olivar, el Palacio de Casa Salort, el Seminario Conciliar, el Museo de Menorca, la Fortaleza de la Mola, el Museo Municipal de Ciutadella, el Fort Marlborough, etc. Todas y cada una de estas edificaciones, son herencia de el paso de diferentes culturas por la isla de Menorca. La mayoría de estos imponentes edificios se encuentran en Maó y en Ciutadella, donde se concentran también la mayoría de los museos.