Una delicia más de Menorca

Ingredientes para 4 personas: ocho calabacines pequeños y tiernos, dos cebollas medianas, tres ajos, 200gr de pan rallado, 150gr de queso mahonés mantecoso, tres huevos, una cucharada de sebo de cerdo, una tacita de aceite de oliva, pimiento y sal.

Elaboración: Limpiáis los calabacines. Los cortáis por la mitad, de por largo y con la punta del cuchillo hacedlos cortes a la molsa sin llegar a la piel. Cocedlos con agua y sal. Deben quedar un poco enteros. Apartadlos y escurrirlos.

Cuando sean fríos, sacadles la molsa con una cuchara y picadla.

Peláis la cebolla, los tomates y los ajos. Picadlo por separado.

Calentar a la paella la mitad de aceite y el sebo. Ahogadle la cebolla y cuando sea jugosa agregad el tomate y el ajo. Conseguido el punto de cocción, poned la molsa de calabacín. Salpimentadlo y apartadlo del fuego. Añadid los huevos crudos y batidos.

Disponer las pieles de calabacín en un recipiente refractario, untado con aceite, y rellenadlos con la mezcla. Cubridlos con queso rallado y con pan. Regadlos con un poco de aceite y hornearlos hasta que queden dorados.