La Destilería Xoriguer

Otro producto típicamente menorquín es el gin. Llegó probablemente con los británicos, dado que el enebro que sirve de base para su elaboración no se encuentra en la isla. La característica del gin menorquín es que emplea el mismo proceso de destilación que hace doscientos años. Conserva, por asi decirlo, su “sabor antiguo”, pues se elabora con alcohol de vino y no de grano, y además no sigue el proceso industrial de condensación y descondensación.

Actualmente sólo queda una destilería: Xoriguer, que se encuentra en el muelle del puerto de Mahón. Allí se sigue destilando la ginebra con unos alambiques que tienen más de cien años, a partir de toneladas de bayas de enebro traídas de Montseny, los Pirineos o los montes de Teruel. Se trata de una empresa pequeña y adaptada al mercado insular y parte del peninsular, con una producción de 400.000 litros de gin al año. Es característico el “bòtil”, o botella de barro, que emplea.